Casitas de Espíritus

junio 20, 2009 at 9:48 am 1 comentario

Spirit_House

Estas son viviendas especiales donde residen los espíritus, los cuales, de acuerdo con la generalidad de la población, están presentes en todo y rodeándonos constantemente. Las casitas en su honor, se encuentran en todas partes; las hay de colores dinámicos y de cemento y las hay intrincadamente lustradas y talladas en madera de teca.

En la Tailandia de hoy, existe una población sumamente supersticiosa que continúa la práctica de ritos animistas de milenios atrás. Típicamente, las pequeñas moradas se encuentran en los rincones de jardines o patios de edificios comerciales y residenciales; en el fondo de casas privadas y también, al frente de tiendas y negocios.

Asimismo, los automóviles privados, taxis, trenes y lanchas ostentan talismanes y casitas de espíritus, las que ofrecen su protección perpetua a conductores y pasajeros que emplean esas vías de transporte.

La creación de estas residencias diminutas que honran y agasajan al mundo de los espíritus, proporcionan un lugar simbólico y palpable, influyendo a los espíritus, a comportase en forma caritativa y misericordiosa hacia los ocupantes de la vecindad que habitan. Después de haber vivido en países muy diferentes al mío, se me hace más factible percibir las prácticas que cada sociedad emplea y dispone para sobrevivir y sobrellevar lo esotérico y enigmático de nuestra existencia.

Las pequeñas casas tailandesas (muy similares a las ermitas ortodoxas en honor de santos en toda Grecia) se apoyan sobre pedestales en urbes y localidades campesinas a través de toda Tailandia.

Los millares de casitas espirituales, son prueba de la creencia que estas auguran buena suerte y desvían la desgracia. Expuestas en los jardines, aquí en Bangkok, dominan el panorama entre los juncos, heliconias y orquídeas — siempre asegurándose de que su sombra no se interponga con la propiedad principal para no insultar a los espíritus.

IMG_0326

Lo que hechiza de esta creencia, es la convicción de que están presentes en todo lo cotidiano, ya sean árboles, rocas, cielo u océanos, al igual que en todo lo efímero e impalpable, o sea que residen en la totalidad, ya sean los objetos animados o inertes. La superstición general es que los espíritus o ánimas deambulan por el universo desplazándose y habitando ámbitos y espacios idénticos a los nuestros. Una vez que una propiedad es cimentada, o una mudanza es decidida, una casita para los espíritus es también incluida en la construcción.

Desde sus comienzos, hace más de 2500 años, la conversión al budismo (que procedía del continente indostánico) fue total en el antiguo territorio de Siam, hoy Tailandia. Sin embargo, el animismo, o (veneración a los espíritus) ya estaba bien asentado y prevalecía en las creencias populares de antaño.

Hoy día, la atracción a los espíritus y la confianza de que residen en la totalidad es tan ferviente, que los dogmas religiosos del budismo se han fundido con las supersticiones animistas del pasado haciéndolos difíciles de diferenciar el uno del otro. Para aplacar a los espíritus, los tailandeses les ofrecen guirnaldas de flores, incienso, velas y comestibles, ubicándolo todo dentro y fuera de las casitas ante las cuales se arrodillan y rezan.

IMG_0327

El animismo y el budismo parecen inseparables al igual que los cultos y prácticas idólatras o paganos de la cristiandad, como por ejemplo lo es el árbol de navidad. En Tailandia, el budismo avanzo al mismo paso que la gama de supersticiones antiguas como forma simple de explicar la naturaleza, el cosmos, y lo inexplicable.

La religión es el eje de la cultura tailandesa, le imparte vida a las tradiciones, inspira a la sociedad, a la política, y a las artes de la nación. El ritmo agitado y el ambiente contaminado de Tailandia convierten a la vida diaria en una realidad peligrosa, por esta razón, la fe en el mundo animista, abastece la gran necesidad popular de protección.

Al ofrendar a los espíritus, los tailandeses están reclamando amparo. Encontrando desahogo y certeza en un mundo de espíritus es trascendente; los tailandeses son un pueblo que vive primordialmente para gozar la vida presente, pero al mismo tiempo anhela vivir con respetabilidad, dignidad, mesura y decencia, ya que estos son los principios a través de los cuales el ser humano puede adquirir el esclarecimiento final.

La vida presente es una de muchas vidas por las cuales los creyentes del budismo creen pasar. En la religión budista, la reencarnación proviene del ‘karma’, o fuerza, generada por las acciones del individuo, marcando de esta manera, la trasmigración de una existencia a otra. Hay un proverbio tailandés que dice: “haz bien y recibe bien; haz mal y eso es lo que recibirás”.

Llevando una vida honorable y prestándole atención a los cinco preceptos (ayudar y venerar a los necesitados y antepasados; bondad hacia el prójimo; ofrenda diaria a monjes y Buda; tributos al templo y tiempo para meditar) se llega al logro del esclarecimiento final.

La creencia de que los espíritus habitan todo lo que nos rodea, fortalece y asegura a la gente proporcionándoles la oportunidad de hacer el bien, sabiendo que esto, les permitirá alcanzar el esclarecimiento espiritual y la inmortalidad del alma. Los monjes budistas reciben las exaltaciones más altas porque han aceptado una vida presente de pobreza, siendo sus únicas posesiones: la toga de vestimenta, el recipiente de metal para su única comida diaria, una bolsa de mano, un abanico de papel y un paraguas.

Los que creen en el animismo buscan el sentido y la razón de los desastres naturales y la violencia. Al apaciguar a los espíritus con alto respeto y ofrendas materiales, el pueblo crea una existencia que les provee con resguardo, sosiego y tranquilidad diarios.

Entry filed under: General. Tags: .

Guia de Khao Lak Supersticiones Tailandesas

1 comentario Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: